MI CUERPO

 

SESIÓN 1

 

“Los Lunnis”

 

         Esta sesión está diseñada acorde con la evaluación que he obtenido en la primera de mis unidades didáctica, que es la destinada a recabar toda la información sobre los niveles de los alumnos, para así poder priorizar en el trabajo. A lo largo de está unidad iré aplicando instrumentos de evaluación para conocer los progresos. Cuando termine la unidad realizaré una evaluación final, la última de un proceso de enseñanza, y anotaré las valoraciones pertinentes en la hoja de registro personal que cada alumno posee.

 

          Voy a seguir trabajando las normas básicas de comportamiento y de participación en las clases de Educación Física porque serán necesarias para poder desarrollar bien mis clases, y para conseguir un máximo aprovechamiento del tiempo, ya que, aunque en un principio  gastemos mucho tiempo en las explicaciones de las normas, más adelante, estas explicaciones serán innecesarias y ganaremos tiempo y trabajo.

 

PARTE INICIAL

 

         Al recogerlos en el aula, organizaré la fila. Procuraré que se mantenga el silencio y para evitar que se corra, puedo hacer que todos los alumnos vayan agarrados a una cuerda, así el primero, aunque no esté a mi vista, tampoco correrá. 

 

         Para evitar que se distraigan y que hagan ruido, los sentaré a todos en un círculo. Hablándoles claro y siempre buscando la mirada de los alumnos, les recordaré una serie de consignas que empezamos a trabajar en la anterior unidad y que en el mundo de los Lunnis también debemos respetar.

 

  • El espacio por el que se puede jugar es la pista polideportiva, delimitada por las líneas del campo, por lo que no podrán pasarse al campo de al lado. Es muy conveniente, ya que los alumnos de primer nivel, no poseen una especialidad muy definida, por lo que puede darse el caso de que en mitad de un juego, unos niños estén a 100 m. de los otros. Es mejor para ellos jugar primero en un entorno “local”, que lo conozcan, y luego pasar a jugar en espacios más grandes.
  • Cuando estoy explicando un juego, nadie puede hablar ni hacer ruido con los materiales, si se da el caso de que ya están repartidos.
  • Cuando yo llame su atención, deberán mantener silencio.
  • Hay que lavarse las manos y la cara después de Educación Física.
  • Otro legado de la anterior unidad es si traen o no ropa adecuada.
  • Estas normas se respetarán siempre, excepto cuando yo lo indique.

 

         Estas normas deberán ser conocidas, utilizadas y respetadas por todos mis alumnos e incluyéndome a mi.

 

         Cuando los alumnos recuerden este tipo de normativas, que se repetirán hasta que los alumnos las adopten como suyas, se evitará que yo emplee tiempo de la sesión en explicarlas, ganando así tiempo de práctica, tiempo de juego. Además, la organización de los  mismos será mejor.

 

         Como sabemos, el hilo conductor de la unidad son los Lunnis, habrá que comprobar que todos los niños los conocen, y podemos hacer un pequeño recordatorio de cada uno de sus nombres y características más importantes. Si alguno no los conoce, podemos emplear a algún alumno/a que si los conozca para que se los explique. EXPLICAR CADA PERSONAJE. SEÑALARLO EN LA PIZARRA.

 

         Sería muy adecuado adornar la zona de juego con varios elementos que recuerden la serie de televisión, o con varios personajes dibujados, etc. (Tener cuidado con los derechos de autor, pueden decir algo). Esto hará que todo sea más mágico. Incluso podemos conseguir la canción de la Lunnis. (Gámez internete. Recurso T.I.C) y ponerla al inicio de todas las clases. Otra cosa es darles objetos a los niños para que se crean que son esos personajes, una careta, que la pinten en Educ. artística., o darles un parche para el ojo si son el pirata Lucanero.

 

         1. “Lucho y Lupita”

 

         Divido la clase en dos grupos. Todos los de un grupo serán Luchos y otro grupo serán Lupitas. Se situarán a ambos lados de la línea de medio campo dándose la mano. Cuando yo diga Lucho, estos deberán pillar a las Lupitas y cuando diga Lupitas, pues al revés.

 

EXPLICA PERSONAJES QUE VA A UTILIZAR EN LA SESIÓN.

 

PARTE PRINCIPAL

 

  1. “El conjuro mágico de la bruja Lubina”. LA BRUJA LUBINA.

 

         Para meterlos en el juego podemos decirles que la bruja Lubina ha realizado un conjuro que afecta a todos los Lunnis, consiste en que todo movimiento que haga un Lunni, su pareja lo imitará.

 

         El juego consiste en imitar lo que hace la pareja. Salte, gire, se ría, etc. Primero jugaremos en estático y luego en dinámico.

 

         Después podemos decir que pueden mover todo el cuerpo excepto un segmento, porque la bruja Lubina ha realizado otro conjuro. p.e. la pierna. Así tomarán conciencia de la misma y al tener la capacidad de movimiento limitada, sabrán que hay una diferencia entre el cuerpo y los segmentos a la hora de moverse.

 

  1. “Lucanero de orquesta”

 

         Uno de los alumnos se da la vuelta, este será Lucanero, (meloncillos del equipo A, es un pirata) le daré un parche para el ojo para que se involucre más. Elijo a un alumno que será el “director de orquesta”. Éste hará unos movimientos que el resto de la clase, menos Lucanero, deberá imitar. El objetivo consiste en Lucanero, mediante la observación de los movimientos debe acertar quién es el director.

 

  1. “Los Lunnis tenemos un cuerpo”

        

         Por parejas. Utilizando rollos de papel grande y ceras, uno se situará tendido boca-arriba en el papel y su compañero lunar pintará su silueta en el papel con las ceras. Con este juego de representación global del cuerpo, estarán adquiriendo un conocimiento teórico del mismo a la vez que se mejora la manipulación fina.

 

         Después de esto, se identificarán las siluetas que hay, a quién pertenecen. (Luego iremos diciendo en voz alta las partes del cuerpo)

 

         Hecho esto, pasaremos a  comparar las características corporales entre dos siluetas, haciendo hincapié en altura, tamaño, longitud de piernas, etc.

        

         Se podría terminar la actividad pintando completamente los contornos hasta que uno se parezca a Lucho, otro a Lucila, otro a Lucanero, otro a Lupita, otro a Lubina…Así tendríamos decorado para nuestras clases, lo cual vendría bien para la involucración de los alumnos.

 

  1. “Las mascotas de los Lunnis”

 

         Aquí voy a emplear la indagación, con un estilo de enseñanza creativo. Todos somos un personaje de los Lunnis, y ellos tienen mascotas, debemos imaginar cómo se moverían esas mascotas. P.e. Lulila tiene un cangrejo, tal vez se pongan de cúbito-supino y con las cuatro extremidades apoyadas en el suelo a andar, un canguro, pues saltarán, un perro…

 

         Podemos influir en su imaginación diciéndoles que el perro mete la pata derecha en un agujero, o que el cangrejo utiliza las pinzas para coger comida y se la lleva a la boca…

 

         Sería un momento apropiado para hablarles del cuidado a los animales de compañía, que hay que darle de comer, no abandonarlos, lavarlos…

 

VUELTA A LA CALMA

 

  1. “ Que viene Lucanero”

 

         Lucanero nos está buscando. Para que no nos vea debemos adoptar posturas sin movernos. Yo mantendré una posición que el resto de los alumnos deberán imitar. Luego podemos pedir que sea un alumno/a quien realiza una posición, una postura, da igual lo extraña que sea.

 

SESIÓN 2

 

“La búsqueda del Tesoro de la Lunalunera”

 

 

         En esta sesión voy a seguir trabajando el respeto hacia las normas y los espacios de juego. Además, seguiré con el trabajo del conocimiento del cuerpo globalmente que empecé en la anterior sesión porque creo que con una sola no es suficiente. Plantearé las actividades siguiendo el hilo conductor de Los Lunnis y de una forma que todos puedan tener resultados positivos, así tendrán un concepto bueno de sí mismo, de sus capacidades; en especial los alumnos con n.e.e.

 

PARTE INICIAL

 

         Pregunto a los niños sobre las normas de juego en la Lunalunera (LA SESIÓN) del otro día. Algunos las recordarán, de todas maneras, haré mención de las que ellos no recuerden.

 

         El objetivo para los niños en esta sesión es encontrar un tesoro escondido. ¿Cuál es ese tesoro? Iremos pasando por diferentes pruebas hasta llegar a la última, donde está el verdadero tesoro.

 

  1. “La unión hace la fuerza”

 

         Para conseguir el tesoro deberán unirse, ya que así los Lunnis serán más fuertes. Todos se mueven por el espacio de juego, cuando diga “grupo de 2”, mis alumnos deberán formar grupos de 2 con la persona que tengan más cerca. Si digo “grupo de 3” los niños deberán formar grupos de 3.

 

         Los niños irán comprendiendo poco a poco, ya que se encuentran en su etapa egocéntrica, que unirse a otros no es nada malo.

 

         Por otro lado, he hablado con el maestro/a de matemáticas y me ha dicho que ahora mismo se están centrando en aprender los números del cero al nueve. Por lo tanto, empezaré esta actividad de una manera adecuada al nivel de los alumnos, siempre dando tiempo para que los alumnos puedan darme una respuesta.

 

         Cuando crea conveniente finalizar este juego y pasar a la parte principal, pediré formar un grupo con toda la clase, así se favorecerá la socialización y aceptación de todos los componentes. Pediré que se sienten para una mejor explicación y control.

        

         Les diré que esta prueba ha sido superada.

 

PARTE PRINCIPAL

 

  1. “Código de la Lunalunera”

 

         Para pasar esta prueba, deben realizar unos movimientos en función de su correspondencia con unos números. Si tienen muchos fallos no podrán pasar a la siguiente prueba.  Por ejemplo, el uno significa saltar y el dos girar. Para no dificultar mucho el juego y para ganar tiempo de práctica empezaré el mismo con estas dos indicaciones. Cuando hayan mecanizado un poco el funcionamiento del juego, incluiré más “códigos”, siempre de uno en uno: 3 será agazaparse en cuclillas, 4 será mantener el equilibrio sobre un pie, 5 será levantar los dos brazos y para terminar, incluyendo un efecto socializador, incluiré en el seis un abrazo a alguien. Por ejemplo, “seis a un compañero”, pues abrazar a quien crean conveniente, “seis a Carlos”, deberán dar todos un gran abrazo a Carlos. Esto es muy indicado con niños con falta de relaciones con sus compañeros, o con baja autoestima. Sería un momento ideal para emplear un instrumento de evaluación de las relaciones de clase, al ser simple el juego, no haría falta un ludograma, simplemente con un anecdotario bastaría. Así veríamos si hay alguien excluido, marginado, quién es el supuesto líder, etc.

 

         Cuando vea conveniente pasar al siguiente juego diré que han superado la prueba.

 

         (Una variante, si la capacidad de retener información por parte del alumno nos lo permite, consiste en dar una sucesión de códigos, por ejemplo, 2, 3 y 1. Los niños deberán realizar los tres movimientos consecutivamente.)

 

         En este juego sigo trabajando los números, por lo que la interdisciplinariedad con matemáticas está lo bastante clara. La relación con el área de conocimiento del medio es muy cerrada, ya que mi compañero también se está dedicando al conocimiento del  cuerpo en sus clases.

 

         2. “Pilla-pilla mágico”

        

         Estamos cerca de la casa de la bruja Lubina. Debemos superar su prueba. Al principio será un pilla- pilla normal. Pero más tarde Lubina realiza un conjuro que nos hace jugar como si fuésemos perros, canguros, ranas, caballos, cangrejos que andan hacia atrás…  

 

         Al finalizar este juego, diré que Lubina no ha podido impedir que sigamos buscando el tesoro. Lubina les pregunta “¿Qué haceis vosotros para parecer perros, gatos, caballos…? ¿Qué variáis para parecerlo?”

 

         La técnica de enseñanza utilizada sería la indagación.

 

3. “El circuito del tesoro”

 

         Llegamos a la prueba final. Hay que pasar unos obstáculos para llegar al gran tesoro. Disponemos por el espacio ciertos materiales como aros, conos, vallas…Los alumnos deberán hacer el recorrido pasando por todo el circuito de la manera que he indicado: agachándonos por debajo de la valla, saltando de aro en aro, rodeando un aro, saltando la valla, moviéndonos en zig-zag entre los conos, etc. La consecución del salto de la valla por parte de los niños de estas edades, supone un aumento de su autoestima, y siempre procuraré adecuar la valla al nivel del alumno, para que pueda desarrollar su autonomía, saltarla por sí mismo.

 

         El circuito termina detrás de una línea, allí deberán pararse después de haberlo hecho entero varias veces. Cuando todos hayan llegado, les haré una pregunta a la clase,

 

¿Qué creéis que es el tesoro?

        

         Ellos darán respuestas y yo iré reforzando las que sean más adecuadas. Al final les doy un folio plegado en el que aparece un dibujo del cuerpo de una persona.

 

         Este es el tesoro que habéis ganado. Vuestro cuerpo os permite desplazaros, andar, correr, jugar, saltar, girar… varía de postura, crece, cambia…Este es el tesoro que nunca nadie os podrá quitar. Los Lunnis también tienen cuerpo.

 

        

 

VUELTA A LA CALMA

 

  1. “Cuido mi salud”.

 

         “Ya conocemos nuestro tesoro, ahora vamos a ver que cosas hay que hacer para cuidarlo, porque es muy importante cuidarlo.”

 

         Es una actividad basada en el libro de higiene postural de Conesa y Méndez.

 

         Por ejemplo, a la hora de coger un peso, pediría voluntarios para que levantasen una caja de cartón sin peso alguno. Muchos alumnos lo harían bien y otros mal. Con los dos ejemplos presentes, sacaría mi ficha en la que se reflejan ambas posiciones y luego les indicaría que la correcta, es flexionando las rodillas y mantener la espalda recta al subir el peso. Realizaría una demostración a la vez. Todos realizaríamos la manera correcta para así conseguir la automatización.

 

         Lo que deseo conseguir es una valoración positiva del cuidado del cuerpo, es decir, que los niños adopten las buenas posturas en esas situaciones, que lo transmitan en sus casas, que lo lleven a cabo más allá de su vida escolar.

 

         Haría hincapié en la manera de coger una caja, cómo llevar la mochila y cómo sentarnos a la hora de estudiar, comer, leer…

 

SESIÓN 3

 

“Lucho, el Príncipe encantado”

 

         En esta sesión voy a involucrar a mis alumnos en las actividades empleando juegos que se acerquen a su mundo mágico-simbólico.

 

         Además, empezaré a centrarme en el contenido de la relajación para repercutir en una mejora en el esquema corporal y seguiré incidiendo en contenidos higiénico posturales para que lo que aprendimos en la última sesión no se olvide.

 

PARTE INICIAL

 

         Antes de nada habré recordado el asunto de las normas de Educación Física. Así conseguiré que las interioricen y que las hagan suyas.

 

  1. “Higiene postural”

 

         Hoy lo Lunnis nos van a dar otra de sus clases magistrales. Hay ficha en las que ellos aparecen diciendo un NO grande, y una persona al lado realizando una posición incorrecta. Plantearemos un debate para discutir un poco sobre cómo deberían ser las posiciones correctas y la importancia del cuidado de la espalda desde un principio, porque al preguntar “¿Cuántas de vuestras mamas tiene dolores de espalda?” seguro que más de uno/a dirá que la suya.

 

  1. “La armadura”

 

         Consiste en un cuento motor. Lucho  se está poniendo una armadura, empieza por el casco, el protector del pecho, de brazos, de piernas. Luego se pone el escudo, se monta a caballo, (una pierna, luego la otra),va hacia el río para darle de beber, salta un obstáculo, se lleva la mano a la frente para limpiarse el sudor, da de beber al caballo, se hace daño en la pierna…

 

PARTE PRINCIPAL

 

  1. “El encantamiento”

 

         Este va a ser un juego de gran duración, para que no se aburran iré metiendo variantes en el mismo, así facilito la comprensión del juego, aprovecho al máximo el tiempo, doy dinamismo a la sesión…

 

         Cuando íbamos paseando con nuestro caballo, hemos sufrido un encantamiento. Nuestra armadura se ha convertido en un folio, ya no nos puede proteger. Debemos deshacer el conjuro para recuperar nuestra armadura.

 

         Cada uno debe poseer un folio. En los folios hay una letra escrita: la pe, la ele o la eme. Lanzaré una pregunta: P, L,M

 

¿De cuántas maneras diferentes podéis moveros con el folio en el espacio delimitado?

 

         Uno lo llevarán en la cabeza, otros en la punta del pie, otros reptarán, otros lo enrollarán y lo meterán en el bolsillo… Todo vale, ninguna respuesta es incorrecta.

 

         Ahora, indicaré con los segmentos corporales con los que deberán llevar el folio, con la mano derecha, con la rodilla, con la nuca mientras andan de espaldas, girando…

 

         Para el desarrollo postural, los alumnos se dispondrán por parejas, uno pone al otro en una postura y colocarle, además, los dos folios. Éste deberá mantener los folios y la postura estática.

 

         Después, empleando un estilo creativo, les pediré que hagan como si estuviesen leyendo el periódico, siendo este el folio, o que están haciendo un examen, o que el folio pesa muchísimo, o al revés que pesa poco. Todo esto en busca de un desarrollo de la interiorización de las posturas, uno de los objetivos del esquema corporal y más concreto de uno de sus componentes conocido como actitud postural. Hay que tener cuidado con nuestro folio porque es nuestra armadura.

 

         Listo todo esto, les pediré que se tiendan en el suelo y que se pongan el folio en el pecho mientras respiran hondo. Luego que se lo pongan en el estómago y que respiren de igual manera. Esto les concienciará sobre los tipos de respiración y que aunque es automática, pueden influir en  ella.

 

         Más tarde, nos levantaremos y soplaremos el folio para intentar transportarlo de un sitio a otro, cogeremos el folio con una mano por la parte de arriba y lo soplaremos. Evitaremos que se caiga.

 

         Ahora vamos a jugar con las letras de los folios. Consulté al maestro/a de Lengua y me dijo que las letras que están aprendiendo en la unidad de lengua en este momento son la “eme, pe y ele”. Haré el código para que los alumnos me presten atención. Después les diré que deben unir todas las letras que sean iguales entre sí en un mismo sitio, por ejemplo, puedo disponer unos aros a tal efecto. Este juego podemos hacerlo varias veces. Les diré que el desencantamiento de lucho consistirá en contar el número de letras que hay en cada aro. El grupo es de 23 alumnos más o menos, nunca más de 9 letras en cada grupo.

 

         Cuando lo terminen ya estarán desencantados. El Príncipe Lucho tiene su armadura.

 

         Ahora, cada uno hará una bola de papel.

 

         Al finalizar, iremos con las bolas hasta la basura y las tiraremos. Podemos aprovechar para hablar de la limpieza del centro. (Educ. medioambiental). Podemos hablar del reciclaje también.

 

VUELTA A LA CALMA

 

  1. “El zoológico de la Lunalunera”

 

         Intentaremos que la respiración y los movimientos vayan acordes. Todos los Lunnis vamos de visita al zoo. Vemos animales y los imitaremos, por ejemplo, somos unos flamencos, entonces nos cogemos con la mano izquierda  a la vez que soltamos aire por la boca, sin separar nunca ambas rodillas. Luego el gorila, elevando el codo por detrás de la cabeza. Buscamos un conocimiento del esquema corporal mediante la relajación de los diferentes músculos.

 

         Aquí la técnica de enseñanza no es la indagación, porque yo soy el que dice los movimientos que hay que hacer.

 

SESIÓN 4

 

“Viajamos fuera de la Lunalunera”

 

         En esta sesión voy a seguir con mi trabajo de afianzamiento del esquema corporal y de desarrollo del conocimiento y control de la relajación.

Para que el trabajo sea motivante, he comprado unos globos, ya que es un material que anima mucho y que proporciona muchas posibilidades de utilización.

Además, intentaré consolidar las reglas y normas que empezamos a trabajar en la primera unidad.

 

         Esta sesión puede tener el inconveniente de que ese día haga viento, (como sea un colegio de Tarifa seguro), entonces es adecuado tener previsto esto y poder realizarla en el gimnasio o una sala adecuada a tal efecto.

 

PARTE INICIAL

 

         En un primer momento, digo de manera escueta lo de las normas.

 

  1. “Los Lunnis respiran”

 

          Para tener un primer contacto serio con la respiración, primero voy a tratarla desde lo procedimental. Cuando los alumnos hayan tenido un contacto con ella, lo haré desde lo conceptual.

 

  • Primero, respiraremos profundamente y expulsaremos el aire por la boca a la vez que ponemos nuestra mano en la boca, qué percibís, seguidamente  soplaremos sobre un compañero. Sobre su pelo, sobre el nuestro, etc.

 

  • Ahora pondremos los dedos en los orificios nasales de un compañero, sin taponarlos. El compañero deberá respirar de manera profunda.

 

  • Después de esto vamos a mantener el aire en la boca, veremos como se inflan los mofletes.

 

  • Para finalizar esta toma de contacto con la respiración, vamos a realizar (expresar) todo lo que dice el siguiente cuento que voy a decir:   “Somos el lobo feroz, y si soplamos con fuerza haremos algo atroz. Primero intentaré tirar una casa de paja, ¡Un, dos! Aufffffffff. Más fuerte que no lo hemos conseguido. Aufffffff. Bien, pero el cerdito que hay dentro huye hacia la casa de su hermano, que es de barro. Me dirijo……………

 

         Después de esta toma de contacto, jugaremos con lo conceptual.

 

¿Quién me podría decir qué es la respiración?¿Los Lunnis respiran?

 

         Cada alumno contestará lo que considere oportuno. Yo, empleando el descubrimiento guiado, intentaré dirigir sus respuestas hacia la correcta, por ejemplo, “se parece más a lo que María ha dicho”, “venga quién dice algo más”.

 

 

  1. “El viaje al espacio”

 

         Para que nos vayamos metiendo en la historia, vamos a empezar un cuento motor, en el que saldremos de la Lunalunera y llegaremos al espacio. Si queremos, los dibujos que hicimos en la sesión 1 pueden estar adornando.

 

         Nos ponemos el casco, el protector del pecho, los guantes, el pantalón especial, las botas muy pesadas…nos dirigimos a la nave, nos sentamos, nos ponemos el cinturón, (educ. vial), el casco, probamos el oxígeno a ver si funciona bien, inspiramos fuerte y expiramos. (respiración). Vamos a despegar, 3,2,1, biennnn. Nuestra cabeza se va hacia atrás, no podemos levantar las manos…

 

PARTE PRINCIPAL

 

  1. “Un paseo por el espacio”

 

         Todos  los Lunnis estamos en es espacio. Notamos que pesamos menos.

 

         A cada alumno le daré un globo desinflado ¿o inflado? Haré un juego para poder repartir bien los globos, por ejemplo, el juego de “grupos de 4”. Hago grupos de cuatro y voy yo, grupo a grupo repartiendo los globos. Sabrán inflarlos pero habrá que hacerles los nudos a los globos, para que no se escape el aire.

 

         “Todos los Lunnis estamos en el espacio. Donde más se nota la poca gravedad es en el globo, mirad que lento se mueve”. Empezaremos a jugar con el globo, primero cada uno lo utiliza como le venga en gana, siempre dentro de los límites que hay establecidos para todas las sesiones de EF( no salirse del espacio, no hacer daño, no romper material…)

 

         Luego los Lunnis nos  pasaremos el globo por las partes del cuerpo que yo vaya diciendo. Cabeza, tronco, manos, pierna derecha, rodilla izquierda, etc. Diré una serie de segmentos, por ejemplo cabeza, brazo derecho y nuca, y hasta que yo no los diga todos no podrán empezar. Tendrán que pasarse el globo por los segmentos en ese orden.

 

         Ahora, por parejas, haremos el juego del espejo pero con globos, es decir, lo que un Lunni  haga con el globo, el otro debe hacer lo mismo.

 

         Seguidamente, uno lanzará el globo al otro y le dirá con que segmento corporal deberá devolvérselo.

 

         Después, haremos carreras de Lunnis pondremos a cada pareja en un lado de nuestra pista, deben llevar el globo entre los dos hasta el otro lado, empleando la cabeza, la espalda, el hombro, la cadera…

 

         Pasaremos a hacer carreras de relevos, haremos grupos de unos tres o cuatro componentes, para que así el tiempo de no participación sea lo menor posible. Tendremos que llevar desde un lado al otro el globo con la mano…, con el pie…, cabeza.

 

         Ahora, todos a la vez sin formar un gran grupo, andaremos por un espacio delimitado, relativamente pequeño para el número de alumnos que seamos. Iremos con el globo en la mano derecha, pie, cabeza. El objetivo consiste en no chocarnos. Luego lo haremos corriendo. Luego reduciremos el espacio inicial de juego. Para finalizar, tendremos que llevar nuestro globo con el segmento que digamos, intentar quitar el globo a los compañeros y que no nos quiten el nuestro.

 

VUELTA A LA CALMA

 

         Intentaré que los alumnos practiquen la relajación y que la aprecien.

 

  1. “Masajes globales”

 

         “Nos volvemos a nuestra casa, a la Lunalunera. Cogemos el cohete y nos vamos. Al llegar estamos tan cansados que necesitamos tranquilizarnos un poco…”

 

         Aprovechando que hoy tenemos globos en clase, vamos a utilizarlos para relajarnos.

 

         Por parejas, uno de ellos se tumba de cúbito-prono. El otro pasa el globo por el cuerpo del que está tendido, apretando hacia abajo.

 

 

SESIÓN 5

        

El laberinto de los Lunnis”

 

         En esta sesión, seguiré con las normas de clase, también con el conocimiento segmentario y global, y desarrollaré contenidos de relajación.

 

PARTE INICIAL

 

  1. “Vamos a montar en moto, run run”

 

         Es un cuento motor. Los Lunnis tienen que llegar al lugar donde está el laberinto, así que montan en moto. “Hoy nos hemos levantado con ganas de dar una vuelta en nuestra fantástica moto. Lo primero que hacemos es ir al cuarto de baño (salud), lavarnos la cara. Después nos secamos los ojos, los oídos, toda la cara. Luego nos peinamos, un peinado roquero, duro. Nos lavamos los dientes. Vemos si tenemos las uñas cortadas.

 

         “Vamos al dormitorio, nos ponemos un pantalón, uy, que pasa, una pierna no entra, así que tenemos que apretar con fuerza. Metemos la otra pierna. Nos ponemos los calcetines en los pies  y los zapatos, el izquierdo y el derecho. Luego nos ponemos una camisa, metemos el brazo derecho, y luego el izquierdo. Nos ponemos el reloj, nos echamos un poco de colonia, cogemos las llaves y lo más importante que es…EL CASCO”.

 

         “Vamos hacia donde está la moto, nos subimos en ella, nos ponemos el casco, la arrancamos y nos damos una vuelta. Vamos a la gasolinera porque nuestra moto se está parando. Nuestra moto no es de gasolina porque aquí en la Lunalunera no hay gasolina porque contamina, aquí usamos agua. Le echamos agua a la moto y nos vamos, ¡qué bien, no contaminamos nada! Esto es un invento del profesor Lutecio”

 

PARTE PRINCIPAL

 

  1. “Los laberintos mágicos”

 

         “Ya estamos en el laberinto. Ahora hay que respetar lo que os digo. Este laberinto es mágico y muy divertido. Si llegamos al final tendremos un premio”.

 

         Hoy vamos a utilizar un montón de papeles de periódico. Aunque yo diga lo que vamos a hacer, no haré ninguna demostración, ya que lo que busco es que mis alumnos conozcan sus segmentos. Esperaré a que ellos den el primer paso y solamente corregiré si alguno lo está haciendo mal.

 

         Para empezar, los dispondremos por el suelo. Marcharemos por todo el espacio sin pisar los papeles de periódico que están esparcidos por el suelo. Posteriormente, lo mismo pero corriendo.

 

         Seguiremos andando por el espacio pero pisando los papeles de periódico sólo con el pie derecho. Luego sólo izquierdo, luego tocándolos con la mano derecha, con la izquierda, con una rodilla, con un segmento que indique un alumno, o hacerlo alternativamente.  Para aumentar la dificultad, puedo decir dos o tres segmentos a la vez, ellos lo memorizan y luego lo hacen.

 

         Ahora, pisaremos dos periódicos consecutivamente con pierna derecha y luego dos con izquierda. Uno con mano derecha, uno con pie izquierdo y uno final con pie derecho.

 

         Para practicar un poco con los segmentos que menos se utilizan, intentaremos transportar los periódicos mientras corremos, por ejemplo con el pecho, de espaldas, en la nuca, etc.

 

         Pasaremos a complicar un poco la cosa. Jugaremos al “Twister”, los  podemos dividir en grupos, cada grupo con seis periódicos más o menos. Haremos unos dados o cartas, en las que aparezca un dibujo del miembro a emplear  y si es el izquierdo o el derecho. Por cada miembro que indique el dibujo, ellos tendrán que buscar un periódico y poner ese miembro encima.

 

         Siguiendo con los periódicos, vamos a hacer un juego en el que va a ganar la persona que más periódicos recoja. Al finalizar, entre todos los convertiremos en bolas de papel.

 

         Estas bolas nos serán útiles para nuestros próximos juegos. Primero empezaremos por pasarnos la bola por todos los segmentos. Luego, la llevaremos al segmento que yo nombre: brazo derecho, ojo izquierdo, dedo meñique... Después, pediré que lo lancen hacia delante con la mano que quieran, que lo pateen, que lo lleven enganchado en el codo… posteriormente y por parejas, cada uno lanzará la bola que tiene hacia el segmento del compañero que yo indique, es decir, tendrán que tirarlo hacia la pierna derecha del compañero.

 

         Para finalizar, un juego que consiste en recoger todas las posibles bolas que estén por el suelo y guardarlas en una bolsa que he dispuesto a tal efecto. Si hay algún papel tirado por el suelo, se recoge y se tira a la basura.. El profesor debe participar para hacer ver la importancia que tiene la higiene del centro para la convivencia y el dinamismo.

 

         Ya hemos completado todo el laberinto así que ahora viene el premio. Es  un caramelo para cada niño, no tendrán azúcar que pueda crear caries. Podemos aprovechar para hablar de la higiene dental, un componente más de la higiene corporal.

 

VUELTA A LA CALMA

 

  1. “A relajarnos”

 

         Vamos a profundizar un poco en la relajación, su importancia y en su práctica.

 

         Primero nos tenderemos en el suelo, de cúbito-supino. Intentaremos conseguir un clima tranquilo, con suficiente sitio para todos, con temperatura agradable, silencioso y yo hablaré con un tono de voz bajo. La metodología de trabajo con la relajación nos dice que hay que seguir la Ley Céfalo- Caudal, es decir, se empieza a experimentar por la cabeza y se termina por los pies.

 

         Empezaremos pasando las manos por encima de los ojos y tapándonos primero el derecho y luego el izquierdo. Luego, cerraremos el ojo derecho, después el izquierdo y finalizamos cerrando los dos a la vez. Seguidamente cerramos y abrimos rápidamente el ojo derecho, después el izquierdo y terminamos con los dos. Más tarde cerramos los dos ojos fuertemente, arrugando la frente y la nariz hasta oír la señal. Aquí el alumno habrá experimentado con ese segmento a raíz de la sensación de relajación de esos músculos. Seguiremos cerrando los dos ojos suavemente, como si fuésemos a dormir. Luego cerramos los dos ojos con fuerza. Intentaremos percibir la tensión de los músculos que los rodean. Los mantendremos así mientras el profesor cuenta de uno a cinco. Luego dejaremos de apretar, sin abrir lo ojos, permaneciendo cerrados. Los dejaremos relajar cada vez más y más. Consiste en tener una percepción mejor de los segmentos al realizar una contracción continuada de los músculos que lo rodean.

 

        

 

 

 

 

 

SESIÓN 6

 

“Los Juegos Lunaluníticos”

 

 

         Seguiré trabajando la diferenciación segmentaria de mis alumnos y la relajación. Además incidiré en el verdadero sentido de estos Juegos, en los que lo importante no es ganar, sino participar.

 

         Comprobaré que mis alumnos han aprendido las normas.

 

PARTE INICIAL

 

         Como todo acto importante, hay una ceremonia de inauguración.

 

  1. “El acto de apertura”

 

         Estos alumnos no tienen muy desarrollado el contenido de la temporalidad, por lo que está actividad también ayudará en su consecución, ya que habrá un poco de música. (Aquí sería lo suyo, señor gámez, que te bajaras la canciones de los lunnis, o comprarla entre tos, o enterarnos si algún familiar la tiene).

 

         Yo iré diciendo lo que ocurre en nuestra ceremonia de apertura particular: “llevamos la bandera, saludamos a la gente, está abarrotado, aparecen los jugadores de baloncesto saludan con la mano, los futbolistas llevan un balón en sus pies,  los judokas dan saltos, los tenistas tienen el brazo muy fuerte…”

 

         “Los deportistas antes de jugar, ¿qué hacen?, calientan, pues nosotros también lo vamos a hacer. Movemos la cabeza, los hombros, codos, manos…

 

         El profesor Lutecio, (que lo tenemos dibujado en la actividad número uno), es el encargado de decir unas palabras: “Declaro inaugurados los I Juegos Lunalíticos”. Él nos dará el premio final.

 

PARTE PRINCIPAL

 

         Sería una buena idea para esta sesión traer un distintivo deportivo para cada alumno/s, por ejemplo una corona de olivo dibujada.(Ver que contenidos hay en Ed. Artística, y si se puede que la dibujen allí)

 

        

 

1. “Primera prueba lunalítica: lanzamientos de pelotas”

 

         Lutecio nos indica que todo lo estamos haciendo bien. Cada uno tendremos una pelota de papel del otro día. Desde una línea lo lanzaremos con la mano, a ver quién lo hace más lejos. Al terminar lo haremos con el pie, luego con la cabeza.

 

         2. “Segunda prueba lunalítica: carreras”

 

         Todos dispuestos en un lado deberán correr hasta el otro:

 

  • Normal.
  • De espaldas.
  • Por parejas agarrados de la mano.
  • En contacto por la espalda.
  • En contacto por la frente.
  • En contacto por el hombro

 

         3.”Tercera prueba lunalítica: los diez pases”

 

         Dividimos la clase en dos grupos. Cada grupo a su vez en otros dos. El juego consiste en que cada subgrupo debe dar diez pases con el móvil, y el subgrupo que esté defendiendo intentará interceptarlo. Los jugadores se pueden mover, pero recordando siempre los límites espaciales. Podemos pedirles que empleen las manos y que lo hagan con los pies.

 

Aquí es donde aplicaré el ludograma.

 

 

4. “Cuarta prueba lunalítica: recogida de objetos”

 

         Se dividen los lunnis en tres grupos. El grupo de Lublú, el de Lucho y el de Lupita. Podemos coger los dibujos de los Lunnis de la primera sesión y ponerlos en los sitios donde vayan a estar estos grupos. En el centro habrá un aro con múltiples tipos y número de móviles: balones de baloncesto, pelotas de papel que teníamos de anteriores sesiones, pelotas de   goma-espuma...A mi señal un componente de cada grupo cogerá un móvil con el segmento corporal que indique, lo dejará en su casa y dará el relevo a un compañero de su grupo. Primero con la mano, luego con un pie, con el talón, con el hombro…

 

         Esta actividad podemos hasta que veamos que pierde el interés. Pediré la ayuda de los niños para recoger el material que no vaya a utilizar.

        

        

VUELTA A LA CALMA

 

         1. “Entrega de premios”

        

         Al final de todo, el profesor Lutecio les dará a todos los participantes un premio, un diploma para toda la clase. El diploma recoge que han participado en los I Juegos Lunalíticos. Hacer hincapié en que lo importante es participar y divertirse, no importa quien ha ganado más.

 

  1. “Me sigo relajando”

 

         La misma técnica que utilicé antes con los ojos y frente pero ahora con el tronco y los brazos. Los tocamos, los tensamos, relajamos, los tensamos  y luego los relajamos lo máximo posible, notando como pesan cada vez más, cómo contactan con el suelo. Observamos como la respiración es pausada y lenta.       

 

SESIÓN 7

 

“El Parchís de los Lunnis”

 

         Esta sesión está pensada para que sea el gran colofón al aprendizaje del esquema corporal, principal fuente de formación de la identidad.

 

         Estamos trabajando en esta sesión con el maestro de Conocimiento del Medio, ya que los contenidos que se van a tratar hoy son los mismos.

 

         Habrá en la pista de juego un dibujo de un cuerpo, hecho con conos. Cada cono será una casilla.

 

         El juego es igual que el parchís, deben ir de casilla en casilla, tirando un dado hecho con una caja de cartón y folios con números. Habrá tres equipos. Deberán realizar todo el recorrido y cada vez que caigan en una casilla tendrán que realizar una prueba. Si la superan tiran otra vez, si no la superan tira el otro equipo.

 

Posibles pruebas:

 

  • Se les da una hoja con sumas y deben hacerlas.
  • Una hoja con muchos símbolos, entre los cuales se encuentran la “p”, la “m” y la “l”.
  • Tenéis que encontrar cinco cosas de color rojo, amarillo, negro.
  • Tenéis que nombrar seis partes del cuerpo.
  • Tenéis que decir cuatro deportes que se jueguen con la mano.
  • Tenéis que construir el siguiente puzzle.
  • Hay seis papeles escondidos en el patio, siempre en un sitio que esté a mi vista, tenéis que encontrarlos y traerlos.
  • Tenéis que coger adecuadamente una caja, una mochila.
  • ¿Qué es la respiración?
  • Para qué vale un ordenador.
  • ¿Un ratón qué es? Un animal, una parte del ordenador las dos cosas.
  • Los ordenadores solo sirven para jugar.
  • Representad que estáis haciendo un examen.

 

         Si veo que los alumnos están muy parados, puedo pedir que animen al otro grupo, darles una pelota y que se la pasen…